domingo, 20 de agosto de 2017

El mensajero de las olas. Capítulo 2


Leer capítulo 1

Capítulo 2

Macarena volvió a buscar en la alacena. ¿Cómo era posible que se hubiese terminado todo el queso? Allí había un ratón. Uno muy, muy grande, de tan solo dos patas y al que le faltaba algún que otro diente.

- ¡Daniel! ¿Has vuelto a terminarte el queso?

Unas sonrisas traviesas llegaron hasta ella. Su sobrino iba a terminar con su paciencia, cosa que era dificil en cierta forma, pero que podía pasar.

sábado, 12 de agosto de 2017

El mensajero de las olas. Capítulo 1



Capítulo 1


El murmullo de las olas le devolvió a la realidad. El silencio se rompió con la risa de unos niños que correteaban por la arena. Uno de ellos tropezó y miró a su madre con cara de angustia, pero la mujer le dio un beso en la frente y le mostró la inmensidad del mar. El chiquillo, volvió a reir encantado y siguió a los demás hasta la orilla dando pequeños saltitos y emitiendo chillidos de auténtico placer a pesar de la frialdad del agua.

jueves, 10 de agosto de 2017

Regresé



Hola amigos, regresé. Y no porque no tuviese deseos de quedarme mucho más tiempo en aquél remanso de arena y sal que a muchos puede poner nerviosos, pero que a mí me da vida. 

Mi hijo y yo hemos pasado unos días fuera, no han sido muchos, pero los hemos aprovechado a tope. Ya estamos de regreso y traigo conmigo un millón de fotos, pero en la mayoría el protagonista es mi peque, así que os dejo tan solo algunas en las que se ve el mar... y quizás yo salga en alguna también. 

Lo cierto es que es increíble lo mucho que se puede desconectar en tan poco tiempo... lo cual me ha dado un millón de ideas, y desde luego... grandes deseos de repetir. 

















domingo, 30 de julio de 2017

La dama del ramillete y el delantal



Hola amigos. Hoy quiero contaros la historia de la dama del ramillete. Pero antes, deciros que voy a tomarme unas pequeñas vacaciones. Una semanita, solo una semanita, y después volveré con nuevas historias y una nueva mini-novela, "El mensajero de las olas". 

Pero ahora, os dejo con LA DAMA DEL RAMILLETE. Solo deciros que si tardo esa semanita en contestar vuestros comentarios, por favor, perdonadme, lo haré después. Pero esta semanita... descanso de todo, todo... Después me pondré al día en un santiamén. Así que solo me queda desearos una semana magnífica y contaros esta pequeña historia... 



LA DAMA DEL RAMILLETE Y EL DELANTAL

Es lo que me llamó la atención en ella, un enorme ramillete de flores, de color rosa fuerte, contrastando con la blancura de su pelo, sus años y su ya desgarbada figura, que arrastra más que camina, la vista fija en el suelo, concentrada, para no tocarlo con el cuerpo entero. 

Una anciana que va diciendo en cada paso, que ha tenido una vida larga de acontecimientos, de los que te hacen crecer el pecho en la espalda. Y se cubre toda la delantera, incluyendo las rodillas, con un alegre delantal de cuadros blanco y rosa, puede que por amor al color, o puede que por desafiar a quién la mira. Dicen que está loca, perturbada, ida, en su mundo... y yo pienso... ¿Y por qué no? ¿Acaso no vivió ya, por la deformidad de su espalda, el mundo de otros?

viernes, 28 de julio de 2017

¡Feliz cuarenta cumpleaños, hermano!


Cada segundo junto a tí es toda una experiencia de vida. Con esa simple frase describo mi experiencia junto a tí, hermano. Cuarenta años cumples hoy, te estás haciendo mayor, ya eres, como tú dices, “un hombre hecho y derecho, con pelos en el pecho”. Ya empiezas a tener hasta el mismo flequillo que papá, tú y yo sabemos, de ésos que se echan tan “para atrás” que no se ven.

Tu pelo negro ébano se está plateando, y el rizo de tus pestañas enmarca ahora también alguna que otra arruguilla, suave, hermosa, poco marcada, como una arruga que ha nacido sin saberlo en la piel  de un niño.

miércoles, 26 de julio de 2017

Cuentos macabros, de Edgar Allan Poe


Hola amigos. Hoy voy a acercaros un poco a un libro que mi hija y mi yerno me regalaron hace poco, "Cuentos macabros" de Edgar Allan Poe. 

Quién me conoce sabe que me pirro por los cuentos, y que si a las historias, las acompañan ilustraciones, uf, ya no hay vuelta atrás para mí. Soy así, como una niña pequeña a la que la dejan disfrutar todo lo que quiera de las historias y sus personajes. 

Sin embargo, os confieso, que los cuentos de Edgar Allan Poe son un poco... pues eso... "macabros". Pero qué queréis que os diga, ese hombre sabía escribir historias para no dormir. Tuve que leer "Berenice" en dos veces. Ya había temblado con "El corazón delator", y se me encogió algo por dentro con "Morella". 

sábado, 22 de julio de 2017

Villa Clara. Capítulo 5



Capítulo 1
Capítulo 2
Capítulo 3
Capítulo 4

Capítulo 5

Cuando abrió los ojos percibió que ya no entraba luz por las ventanas. Tampoco recordaba donde estaba, solo sabía que había tenido un sueño extraño donde se deslizaba entre la conciencia y la inconsciencia. Un suave aroma a flores envolvía todo, mientras él intentaba sentarse. ¿Qué le había pasado? Intentó levantarse, pero le pesaba el cuerpo. Sentía la boca seca y tenía la visión algo borrosa.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...